Ronda de rebajas

La agencia de calificación Moody´s rebajaba en dos escalones la calidad de la deuda española desde “Aa2” hasta “A1” con perspectiva negativa, lo que deja abierta la puerta a futuras rebajas. La agencia justificaba su decisión en la poca capacidad de crecimiento del pais (que según Moody´s alcanzará como mucho el 1% en 2012) y en la vulnerabilidad frente a la crisis de deuda europea para la que de momento no encuentra una “solución creible”. De este modo, Moody´s sigue la estela marcada en los últimos dias por Standard & Poor´s y Fitch asestando un nuevo golpe a la deuda española, que ve así, como las tres principales agencias de calificación han disminuido su nota en los últimos 11 dias.

La rebaja en el rating hacia reaccionar a China, uno de los maximos tenedores de deuda española, que se mostraba una vez más preocupada por el desarrollo de la crisis de deuda e invitaba a la autoridades europeas “a que conviertan sus palabras en acciones lo antes posible con el fin de realizar progresos”.

Las bolsas europeas permanecian inmunes durante la mañana europea a las rebajas crediticias, moviéndode con alzas que rondaban el 1,5% gracias a los rumores de ampliación del EFSF, unos rumores que eran rotundamente desmentidos por miembros de la UE. Sin embargo, las esperanzas de acuerdos impulsaban al Eurostoxx 50 un 1,01% hasta los 2.330 puntos, con el sector financiero a la cabeza con ascensos del 3,55% en el balance final diario.

Por su parte, entre los inversores estadounidenses la cautela era el denominador común, siguiendo la estrategia de esperar y ver. El S&P 500 perdía un 0,15% hasta los 1.224 puntos, además, las cifras del IPC del mes de septiembre moderaban al avanzar en tasa mensual a su menor ritmo en 3 meses, mientras que las cifras del sector  residencial arrojaban un tono mixto.

Con todo lo anterior, el libro Beige de la Fed dibujó una economía expandiéndose pero a un ritmo moderado, destacabdo el grado de incertidumbre sobre el futuro por parte de los empresarios. El informe describió un consumo mejorando y destacó la relativa mejora del sector residencial, por otra parte, describe una situación más restrictiva en el crédito. Respecto al mercado laboral,continua sin reflejar una mejora, en un contexto de descenso de los costes de producción. pese a esto último, el libro Beige reflejó la intención de los empresarios a trasladar el encarecimiento de los costes de producción.