Francia en el punto de mira

El PIB de la segunda economía del mundio avanzaba durante el 3T 2011 un 9,1% anual, 0,4% menos que el trimestre pasado acumulando tres trimestres consecutivos con retrocesos, y evidencia el progresivo enfriamiento que las autoridades chinas estan llevando a cabo sobre su economía. La Bolsa de Shanghai reaccionaba a los menores datos de crecimiento con caidas del 2,33% hasta 2.383 puntos.

La moderación en el crecimiento del gigante asiático se unía a las dudas sobre la evolición de la crisis europea y el pesimismo de analistas e inversores alemanes que llevaban el sondeo del instituto ZEW hasta mínimos del 2008, provocando un tono mixto con ligero sesgo bajista entre las principales bolsas europeas. El Eurostoxx 50 en una sesión de menos a más perdía un 0,39% hasta los 2.307 puntos.

Al ánimo inversor tampoco contribuía la agencia de calificación Moody´s que advertia a Francia sobre una posible puesta en revisión de la perspectiva de su deuda en los próximos tres meses, como consecuencia de un “menor crecimiento y de unos costes derivados de posibles “bailouts” a bancos y otros miembros de la eurozona que incrementen ostensiblemente su presupuesto”.

Además el Tesoro Público acudía al mercado con dos letras a vencimiento 12 y 18 meses, en lo que era la primera emisión desde la rebaja de rating a España por parte de las agencias de calificación Fitch y Standard & Poor´s. La subasta arrojaba un balance positivo, con una gran cantidad demandada y a una tasa media similar a la última subasta equivalente.

En EEUU, las bolsas caminaban con sesgo alcista a media tarde europea, con el S&P 500 ganando un 0,86% hasta los 1.211 puntos en una jornada donde la componente bancaria americana actuaba de soporte y escalaba un 3,97%, Bank of America o Goldman Sachs rendían cuentas ante el mercado con un resultado dispar, mientras que el primero superaba las expectativas, Goldman Sachs presentaba perdidas por segunda vez en 12 años.